La rica y variada oferta culinaria de nuestra región es seguramente uno de los factores más importantes de nuestra oferta turística.

Es bueno acompañar un bocado sano y de calidad con los excelentes vinos de la península de Pelješac y de la isla de Korčula.

Konavle, cuyo punto de referencia es su zona vinícola, tiene una producción adecuada de vinos autóctonos de calidad. Junto a las especies conocidas en el mundo como merlot y cabernet sauvignon, se cultivan numerosas especies locales y autóctonas como plavac mali, kadarun, dalmatinka y otros. Entre todos estos vinos un lugar especial pertenece a la especie autóctona local malvasía blanca de Dubrovnik, que ha sido casi destruida. A su conservación y renovación se pone una atención particular. Muchos productores de vino de Konavle, que siguen las tendencias mundiales, producen vinos auténticos que acompañan perfectamente las especialidades gastronómicas locales.