La isla de Korčula estaba poblada ya en tiempos prehistóricos, pero las huellas de una vida prehistórica fueron descubiertas en muchos lugares. Los hallazgos más antiguos son los cuchillos de piedra del Neolítico en el islote de Badía cerca de Korčula. El yacimiento más rico y mejor explorado es el yacimiento neolítico de la cueva Vela špilja en Vela Luka.

En el siglo VI a.C. la isla fue poblada de grecos, primero cerca de Vela Luka. Los colonizadores eran Kniđani que llamaron la isla Korkyra Melania (negra). Luego, en el otro lado de la isla, en la zona de la actual Lumbarda, llegaron los grecos de la isla de Vis (Issa), fundando un pueblo especial del cual habla la inscripción PSEFIZMA, encontrada a finales del siglo XIX y que tiene origen en el siglo III a.C.

En el siglo I d.C. la isla y toda la Dalmacia fueron conquistadas por los romanos que la llamaron Corcyra Nigra. En el siglo VII los eslavos – croatas, llegaron hasta la costa adriática y fundaron su estado que primero era un principado y después del 925, con la coronación del primer rey Tomislav, se convirtió en reino. Korčula hacía parte de este estado. Huyendo de los eslavos que avanzaban desde Salona, los habitantes romanos llegaron en las islas de Brač, Hvar y Korčula. Cuando se calmó la situación, la mayoría regresó a sus antiguos pueblos y los demás se asimilaron con los inmigrantes.

En el año 1000 el duque de Venecia Pedro II Orseolo ocupó las ciudades y las islas dálmatas así que Korčula pasó bajo el dominio de Venecia. Luego la administración de Korčula cambiaba de menudo: Venecia se alternaba con los príncipes de Zahum, los reyes croatas y húngaros, otra vez llegó Venecia y del 1413 al 1420 la República de Ragusa. Venecia dominaba del 1420-1792. Cuando Napoleón venció la República de Venecia, Dalmacia pasó, por un breve período, bajo el dominio austríaco y francés.

En el período del 1804 al 1805 Korčula cambió sus dueños: los franceses y los rusos. Del 1807 al 1813 gobernaban los franceses, luego los ingleses hasta el 1815, cuando en el congreso de Viena se decidieron las nuevas fronteras de los estados europeos. Dalmacia pasó bajo la administración austríaca hasta la Primera Guerra Mundial. Apenas en 1921 fue añadida al nuevo estado, al Reino de los Serbios, Croatas y Eslovenos, que luego tomó el nombre de Yugoslavia. Después de las elecciones multipartidarias en 1990, los habitantes de Croacia optaron en el referéndum por salir de Yugoslavia y se declaró el estado independiente de la República de Croacia.